jueves, 6 de octubre de 2011

Consuelo de tontos


Un poema no cambia el mundo
ni anuda el hambre
ni aplaca guerras
y sin embargo
en el lugar y momento indicados
tal vez pueda ser
una tregua de palabras
embrague de los mundos
cierta especie de alimento.




2 comentarios:

federic dijo...

estamos de acuerdo señorita, un poema no cambia el mundo.

Flowers dijo...

sip sip.

Como decía Wilde, todo arte es completamente inútil.

Pero de las cosas inútiles es la que, sólo por existir, más feliz me hace.