martes, 21 de abril de 2009

Me gustas cuando callas

Me gusta cuando callas por que estás como ausente,
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
Y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
Emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
Y te pareces a la palabra melancolía.
Me gusta cuando callas y estas como distante.
Y estás como quejándote, mariposa de arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza,
Déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gusta cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

3 comentarios:

uma dijo...

Para vos, que estas enojado conmigo...

Libres y Salvajes dijo...

no voy y no vengo
no me visto ni ando desnudo
solo me sonrio a mi solo
no hago preguntas indiscretas

así para salir de dudas
me decidí a una vida honrada
de la más activa pereza purifique mis intenciones
salí a comer conmigo solo
y así me fui quedando mudo

Aveces me saqué a bailar
pero sin gran entusiasmo
y me acuesto solo, sin ganas
por no equivocarme de cuerto

Chau, porque vengo llegando
Hola, me voy de prisa

cuando quieras buscarme o verme ya sabes
buscame donde no estoy
y si te sobra tiempo y boca
podes hablar con mi retrato

Flakicienta dijo...

Ya clasico
y nunca
cambia la sensacion!


Saludo!